Un alicate fue la herramienta que habrían usado los dos jóvenes oriundos del cantón El Tambo, provincia del Cañar,  para ingresar a la pista de aterrizaje del aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil.

Cortaron la malla de seguridad y luego se embarcaron  en el tren de aterrizaje de un  avión Latam que tenía como destino final Nueva York. Ellos murieron y sus cuerpos quedaron en la pista, mientras la nave despegaba a su destino.  
Esa es la información que recibieron de la Fiscalía del Guayas los familiares de los jóvenes, según el concejal del cantón El Tambo José Pizha, quien es pariente de uno de ellos.    

Un indicio para esta conclusión es que en la mochila de uno de ellos  se encontró la herramienta. El siguiente paso a determinar son las circunstancias del viaje, porque “se presume que hay una persona involucrada  que dio la información sobre en qué avión se podía trasladar a Estados Unidos, a qué hora tenía que despegar y llegar, necesarias para que ellos cometan estos actos”, dijo.  

Él  pedirá que se investigue a profundidad cómo y con ayuda de quién dos menores de edad burlaron la seguridad de un aeropuerto internacional. 

Como la comunidad es pequeña y todos son amigos y hasta familiares, Pizha conocía de cerca a Luis Chimbo  y Marco  Pichasaca y  sabía que no tenían dinero para pagar un viaje ilegal a Estados Unidos, por lo que está seguro de que alguien los convenció.

Otro elemento que avala este criterio es que en una mochila de los viajeros solo encontraron “20 dólares y unos sueltos”.
El drama de los jóvenes no termina con su muerte, pues según  Leonardo Verdugo,  rector de la Unidad Educativa El Tambo, detrás de la historia de Marco  habría una motivación para viajar: reencontrarse con su hija de cuatro meses. A  inicios de este año la mamá se la llevó a Estados Unidos, pues tenía la visa vigente y los documentos en regla.

Los cuerpos de Luis y Marco llegaron a la comunidad de Cachi a la medianoche del martes. Fueron recibidos entre los llantos de la gente.  Dos féretros de color café sobre los que se colocaron sus fotografías son su último lugar de descanso. Los pusieron juntos, en  una capilla ardiente adornada con flores, candelabros y  una imagen.

En esta casa de adobe la velación se realizará hasta las 10:00 de hoy, luego serán enterrados en El Tambo.

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

No Comments

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)